Las puertas del cielo, un viaje sin final por Eduardo Balestena

el

Las puertas del cielo, un viaje sin final por Eduardo Balestena para #RevistaBrutal

IMG_20160326_151034409.jpg
La escritura de Las puertas del cielo comenzó durante los procesos de corrección de El perfume de la madera –Pukiyari, Nueva York, 2016- y Las formas inaccesibles -Huesos de jibia, 2017- y su avance se vio condicionado por dichos procesos.
La idea de escribirla surgió a partir del comentario de la editora del suplemento de cultura del Diario La Capital, de Mar del Plata, al contarle que acababa de hacer un viaje a la Patagonia y a Chile en moto.
No el de escribirla pero el de editarla es un proceso tan desolador que no había pensado para nada en escribir una novela sobre ese viaje, el primero que hice en moto. Hay que estar muy convencido cuando uno decide escribir algo porque la lucha es larga y terrible.

Mamá en el viaje.jpg
Había viajado con un amigo y la idea de que dos personas, que se conocen pero que nunca tuvieron un trato de tanta proximidad, viajaran juntas, compartiendo su intimidad, los relatos de su vida, sus afinidades y diferencias, me pareció un buen punto de partida novelístico. Significaba la posibilidad de ramificar la historia en distintos micro relatos que correspondieran a relatos, reales o ficticios que, casi forzosamente, tendrían que ver con amores, vidas y otros viajes.
Sin embargo, la escritura evolucionó de una manera bastante diferente.
Estructurada por capítulos que corresponden a las etapas del viaje (Mar del Plata, Río Colorado, por ejemplo) la idea inicial fue cambiando del relato de viaje al recuerdo como dimensión de la vida.

mamá y papá en la AJS.jpg
Cuando hice aquel viaje pensaba en el de mis padres, en 1953, en moto a Bariloche; Mendoza; Córdoba; Mar del Plata, cuando más allá de Bahía Blanca todos los caminos eran de ripio.
Los había tenido en el pensamiento desde que compré la moto precisamente para eso, para viajar y hacerlo era, por supuesto, ir al sur, a rememorar sus caminos y a visitar a unos amigos muy queridos de Lago Puelo a cuyo Bed and Breakfast comenzamos a ir siendo nuestros hijos chicos.
La novela es el cruce de esos dos viajes y de todos los que hicimos al sur y, de algún modo fantástico, ellos vivían en ese viaje mío que era una especie de peregrinación.
Sin gps ni celulares, con motos sin suspensión atrás, caminos de ripio y pocas estaciones de servicio que vendían nafta racionada, aquel viaje significó la aventura de que fueron capaces por esa única vez y que dio a sus vidas algo que luego se perdió en el maltrato, la muerte y la enfermedad.
Todos mis viajes son como una continuación de aquel viaje de ellos y en cada calle de ripio ellos estaban, como en Las puertas del cielo, de Cortázar, estando y sin estar.
En el viaje y sus dos matrices –la ida hacia lo desconocido y el regreso a casa- se quiebra el transcurso real y se cruzan los recuerdos de todos los otros viajes y de nuestras edades.
No concibo a la vida sin las motos y, en un punto, no concibo la idea de vivir sin viajar en moto, algo que había postergado hasta tener aquella capaz de llevarme no sólo en el espacio –de ellos y el mío- sino también en el tiempo y al realizar ese deseo supe que estaba postergado desde siempre, a la espera de algo que encontré, algo que tiene que ver con el momento más absoluto de ellos, no alcanzado por el dolor ni la muerte, y el mío: los grandes espacios abiertos, el viento, la soledad, las pausas en el camino y esos paisajes que aparecían en las fotos antiguas.

Ellos en el viaje.jpg

Todas las fotos fueron seleccionadas por el autor para esta nota, y pertenecen a su álbum familiar.

reliance.png

REVISTA BRUTAL es una publicación gratuita. Pero podes colaborar a través de los siguientes links

Agradecemos tu colaboración BRUTAL a traves de MercadoPago

Agradecemos tu colaboración BRUTAL a traves de PayPal

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s