A 10 años de la primera novela trans de Uruguay, entrevistamos a Helena Modzelewski, su autora

10 años gastando el taco en la lucha por los derechos

Por Pietro Salemme Silvert
Fotografías de Mawi Gómez cedidas por Helena Modzelewski, del evento realizado en octubre de 2016 por los 10 años del libro “A su imagen y semejanza”

Hace poco mas de 10 años, la uruguaya Helena Modzelewski publicó A su imagen y semejanza Una novela que ancla en la realidad trans uruguya y que homenajea a las fundadoras de ATRU (Asociación de Trans del Uruguay). Diez años después, es mucho lo que ha sucedido, ¿o quizá no? En este encuentro con la escritora, reflexiona sobre el tiempo transcurrido, el andar de su libro, y los logros de una comunidad siempre en lucha.

14902875_10209610149402278_412679909259703856_o.jpg
Helena Modzelewski

Revista Brutal  El libro describía la vida de las fundadoras de ATRU, ¿qué de aquellas cosas por las que se luchaban siguen sucediendo hoy en día? Se han cumplido 10 años de A su imagen y semejanza, ¿qué diferencias encuentras entre aquel Uruguay que contaba el libro a este del 2017?
Helena Modzelewski  Sí, se cumplieron 10 años en setiembre de 2016, y junto con la Asociación Trans del Uruguay (ATRU) y el Ministerio de Desarrollo Social hicimos un evento conmemoratorio en octubre, para que coincidiera con el Mes de la despatologización de las identidades trans (STP, Campaña Internacional Stop Trans Pathologization).
En ese evento se habló, justamente, de esta pregunta que me estás haciendo. Y puedo decirte que si bien Uruguay sigue siendo un país bastante recatado como ha sido siempre, lo cual puede ser interpretado negativamente pero también va de la mano de su perfil bajo que nos hace ser y parecer lo que somos, la lucha de los grupos activistas LGBT ha logrado que en esa temática se haya abierto bastante la cabeza de la población, y ahora es por lo menos políticamente incorrecto andar haciendo algunas declaraciones en la prensa o algunos chistes en público, por la televisión, por ejemplo, que antes eran moneda corriente.
La militancia de los grupos activistas ha sido el principal motor de ese cambio, y por darte un ejemplo, hace 10 años la campaña STP, en la que se enmarcó la celebración, todavía no existía pues se formalizó en 2009, pero en Uruguay fue introducida recién en 2012 por docentes militantes LGBT de la Facultad de Psicología de la Universidad de la República. En esa primera edición en Uruguay, en la que se hicieron varias actividades, me invitaron a una “mateada cultural” al aire libre en una plaza montevideana en plena Avenida 18 de Julio, en la que se leyeron fragmentos de la novela para todo aquel que pasara y quisiera sentarse en la ronda que habíamos formado sentados a lo indio en el suelo. Fue una forma de desmitificar el tema, de ponerlo al alcance de cualquier peatón en una mañana soleada de domingo en el centro. A partir de ese momento, esta fecha se celebra cada año en octubre con actividades en todo Uruguay, y ése es un cambio relevante y significativo que muestra un Uruguay diferente al que era 10 años atrás.
Por otra parte, el Ministerio de Desarrollo Social, que se ocupa de promover las condiciones sociales que favorecen la inclusión de grupos marginados entre los cuales se encuentran las personas trans, y auspició el evento conmemorativo, estaba recién fundado en el año en que se publicó la novela, porque su creación data de 2005, con el primer gobierno del Frente Amplio. Si hubiera hecho la investigación para la novela un poco después, seguramente el Mides (que esas son las siglas por las que se conoce al Ministerio) habría tenido un rol en ella. Pero tampoco existía en aquel entonces, y esa es otra transformación importante desde la misma estructura del Estado que ha sido favorable para la inclusión de las personas trans.
Entre otros cambios más triviales pero igualmente relevantes está que la palabra “travesti” que atraviesa todo el libro ha dejado de utilizarse. Incluso cambió el nombre de la asociación, si bien sus siglas siguen siendo las mismas: ATRU significaba Asociación de Travestis del Uruguay, como consta en la novela, mientras que ahora se traduce como Asociación Trans del Uruguay.
También, afortunadamente ya sería innecesario poner el nombre masculino de las protagonistas en los créditos, como lo hice en su momento, porque ahora tienen su documento de identidad que no las deja en ese lugar equívoco en el que se encontraban antes, utilizando un seudónimo. Hoy día, en una nueva edición de la novela, utilizaría los nombres de sus documentos de identidad con cambio registral.
Hubo además cambios más significativos y dolorosos, como la muerte. En el momento del evento conmemoratorio había dos personajes que ya no estaban entre nosotros. Félix, que aparece en el libro en el papel de René, y que nunca quiso darme su nombre completo para que le agradeciera como correspondía, había fallecido hacía unos meses, me contaron las chicas de ATRU, por problemas de salud. La muerte de Marcela, en el libro personificada como Fernanda, fue más violenta y podríamos decir más representativa de la discriminación que siguen sufriendo las mujeres en general, pero aún más las mujeres trans. Ella fue asesinada por su pareja.
Y hace aproximadamente un mes falleció una de las protagonistas centrales de la novela, Krisse Cardozo, que aparece en el rol de Karin. Yo sabía que estaba enferma del corazón desde hacía unos años, y cuando durante la organización del evento flaqueaban mis fuerzas o mi entusiasmo, debido a los obstáculos burocráticos y económicos que encontrábamos, como si tuviera un presentimiento yo me empujaba a seguir adelante porque pensaba en ella, en que para ella sería importante celebrar los 10 años de un libro que ella consideró muy suyo. Me felicito por no haber renunciado, ya que ella falleció tan sólo 4 meses después. Le escribí un réquiem que se puede leer en mi blog: http://helenamodzelewski.blogspot.com.uy/2017/02/requiem-para-una-osadia.html En general no me gustan los réquiems porque pienso que los homenajes hay que hacerlos en vida, pero en este caso creo que le hice su debido homenaje en 2 momentos, primero con la publicación de la novela que ella protagonizó, y luego reservando un espacio central para ella en el evento. Este réquiem es, en todo caso, un cierre de su vida como información para quienes no la conocían, y también consuelo de aquellos que sí, y que sufrieron su pérdida, ya que era una persona muy querida.
Ese es más o menos el panorama de cambios a nivel macro y micro que han tenido lugar desde la publicación de la novela.

14853292_10209610246044694_8339793722997364819_o.jpg
Krisse Cardozo

RB  ¿Qué recorrido ha hecho el libro en esta década?
HM El libro tuvo un éxito muy atípico, en el sentido de que su tirada de apenas 1000 ejemplares nunca se agotó, por lo tanto podría hablarse de un fracaso editorial. Pero eso puede deberse al hecho de que en el año de su publicación estábamos hablando de una temática totalmente marginal. De hecho, sigue siendo la única novela uruguaya que ha abordado explícita e integralmente la temática de la transexualidad, aparte de la novela de Roberto Echavarren “Yo era una brasa”, que trata de una mujer afrodescendiente inspirada en Lágrima Ríos y que en algunos momentos de la trama se viste de hombre, y en otros momentos convive con una mujer trans, pero ese tema no ocupa la totalidad de la novela, como en A su imagen y semejanza”. Aparte de eso, en Uruguay hay un solo libro periodístico que salió en 2015, “Yo soy trans” de Victoria Varela, que no es novela, es investigación periodística. De ahí que la temática fue y sigue siendo marginal en Uruguay.
Sin embargo, mientras he visto libros uruguayos salir editados y tener un relativo éxito para luego decaer y desaparecer, “A su imagen y semejanza” perduró en el tiempo. Creo que justamente lo logró por ser la única de su tipo. Y porque la comunidad trans se sintió respetada desde la mirada que yo les dirigía a través del profesor de inglés que es el protagonista que va conociendo ese mundo. Así fue que cada año, para un evento u otro (como el de STP que ya mencioné, o el festival LGBT de cine “Llamale H” que se celebra cada setiembre), se me ha convocado para hablar de algún aspecto determinado de la novela según la temática del evento en cuestión. Eso sucedió durante 10 años sin decaer, y por lo tanto para mí eso nada más ya es un éxito. La población trans tiende a contar con escasos recursos económicos, pero el libro está en bibliotecas públicas de todo el país, y a eso atribuyo entonces que haya sido tan leído y sin embargo tan poco comprado. Para mí eso no tiene la menor importancia. Al contrario, me enorgullece que sea accesible de distintas formas a todo aquel que se interese por leerlo.
El impacto más importante de la novela para mí, es decir, el impacto que yo encuentro más relevante es el que tiene lugar en las vidas particulares de las personas comunes y corrientes. Justamente como docente del Instituto de Educación de la Universidad de la República estoy investigando sobre el papel de la literatura en la educación ciudadana. La literatura hace posible que, mediante la apelación a las emociones y la empatía entre el lector y los personajes, se expanda la imaginación de quien entra en contacto con una obra literaria. Cuando entendí eso, empezaron a tener sentido algunas de las cosas que había escuchado de parte de lectores de la novela durante años anteriores. Alguien me dijo: “Cuando terminé de leer el libro pensé que ahora conozco a esta gente”. Me alegró mucho escucharlo, pero no fue hasta después de varios años que lo entendí en su verdadera magnitud. La literatura permite remover los prejuicios y cambiar perspectivas, construyendo mejores ciudadanos. Conozco la historia de una chica trans hermosísima, jovencísima, que a partir de la lectura de este libro, cuando ya caminaba bordeando la frontera de su identidad trans, se decidió a dar el paso y contarle a su mamá cómo se sentía. Ahí está el mayor impacto del libro, y es el que a mí me emociona.
En el exterior, el libro tiene su historia que contar, más bien cómica antes que glamorosa, sobre todo en Argentina. En 2007, recién publicado, viajé a Buenos Aires y llevé en un bolso un par de docenas de ejemplares para entregarlos a una distribuidora con la que contacté desde Montevideo. No tuve en cuenta los permisos que debía pedir antes de ingresar a la Argentina con ese bulto, y me pararon en la aduana. ¡Casi me muero! Pensé que me los iban a confiscar. Pero a la oficial de aduanas le dio curiosidad la temática, y me los dejó pasar requiriendo a cambio nada más que la “coima” de un ejemplar para ella. La anécdota me parece muy graciosa. Para mí era el presagio de que iba a despertar interés en Buenos Aires y que allí se iba a dar el comienzo de mi boom.  Pero resultó que la distribuidora cerró unos meses después (¡espero que no haya sido por mi culpa! Ja), y cuando me envió el estado de cuentas y la notificación de que debía pasar a buscar los restantes ejemplares sin vender, me enteré de que sólo se habían vendido 3, así que mi boom editorial quedó en la nada.  Los demás pasaron a la biblioteca Óscar Hermes Villordo.
Por otra parte, por las vueltas de la vida, una Doctora en Letras de la Pontificia Universidad Católica de Rio de Janeiro viajó a Uruguay hace varios meses y dio con mi libro y se enamoró de él, y ahora está poco a poco realizando la traducción al portugués. ¿Te acordás del cantante Ritchie, el de la canción “Menina veneno”, que era británico pero se hizo famoso en Brasil, cantando en portugués? Bueno, con ella bromeamos que estoy a punto de experimentar el “efeito Ritchie”, aunque no me ilusiono demasiado. 
Esa ha sido más o menos la trayectoria de la novela a lo largo de estos 10 años.

14859895_10209610275005418_502560649891360530_o.jpg

RB  Cuéntanos de tus proyectos actuales.
HM Siguiendo en la línea de la literatura como herramienta de educación ciudadana y con el propósito de sacar a la luz realidades de comunidades de personas que se encuentran al margen de la sociedad, en 2015 publiqué “El refugio de las palabras dormidas”, novela también, donde cuento mi experiencia como educadora en un refugio para madres sin techo en Montevideo, dependiente del Mides, el relativamente nuevo ministerio del que ya hablé antes. El Mides declaró a esa novela de interés ministerial ya que es un testimonio narrativo de algunos de los trabajos de hormiga que se hacen todo el tiempo con estas poblaciones y que el común de la gente desconoce. Como ves, he continuado por el camino de la literatura de no ficción.
Ahora mismo estoy dedicada a un proyecto totalmente diferente, pero muy cerca de la no ficción también. Como nieta de inmigrantes polacos, e inspirada en el libro “La vista desde Castle Rock” de Alice Munro, donde recrea la vida de sus antepasados que migraron hacia Canadá desde Escocia, estoy investigando sobre mi árbol genealógico y relatando las historias de mis padres, abuelos, bisabuelos y todo lo atrás que se me permita llegar, llenando con ficción los huecos que la historia accesible no ha conservado. Es divertido, y es una forma de relacionarme con esas personas que estuvieron en el origen de mi existencia, muchos de ellos sin siquiera haberlos conocido por una obvia cuestión cronológica. El tiempo separa a muchas personas que en realidad están íntimamente conectadas. La literatura es capaz de traer al presente sus historias, y esa investigación y ejercicio de imaginación me permite recuperar su presencia, lo que de otra forma sería imposible.

14853180_10209610249004768_7510141922948600256_o.jpg

reliance.png

Agradecemos tu colaboración BRUTAL a traves de MercadoPago

Agradecemos tu colaboración BRUTAL a traves de PayPal

14884673_10209610171442829_6367550465694455056_o.jpg

A su imagen y semejanza de Helena Modzelewski, ejemplares disponibles AQUI

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Liliana Zarlenga dice:

    Excelente!!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s