13 años sin Juan Castro

Despatarado.jpg

Un cinco de marzo de 2004, hace trece años, Juan Castro moría. Hubo que secar las lágrimas, acomodar el corazón estrujado, y acomodarse la mandíbula que nos dejó con la boca abierta. Juan Castro tenía 33 años, era bello, inteligente, talentoso, había impuesto un estilo dentro del periodismo, un forma de contar que hoy es representativa de aquellos años 90 en los que su carrera televisiva fue más fecunda. Desde programas como Zoo, las fieras están sueltas se metió en temas poco o nada abordados por la televisión argentina de aquellos días. Y en algún punto, esas emisiones recordaban a los programas de Fabián Polosecki. En 2001, fue parte de lo que se llamó “el destape gay” y formó parte de la tapa de la Revista Noticias que tituló “la confesión gay” a este fenómeno. Junto a el: Fernando Peña, Gastón Trezeguet y Julio Bocca. Varones de disntintas artes y muy diferentes entre sí, salían del armario para contarlo y así visibilizar de manera positiva la homosexualidad. El hoy conocido periodista Luis Pavesio fue su ultima pareja, con la que se mostró ante los medios en aquellos años.

juan castro.jpgNada hacía pensar que el final de Juan Castro fuera tan repentino y absurdo.  A pesar de aquellas apariciones en que su sinceridad ante las cámaras fue mas allá de lo referente a su sexualidad, y habló de su problema de adicción.

“A las 18.50 horas del martes 2 de marzo de 2004, Juan Castro cayó al vacío desde el balcón de su departamento en el primer piso de El Salvador 4753 en el barrio de Palermo (Buenos Aires).  Sufrió lesiones múltiples, siendo la más severa un traumatismo craneoencefálico grave.3 Ingresó en coma al hospital “Juan A. Fernández” de la Ciudad de Buenos Aires. Fue intervenido quirúrgicamente de urgencia. Permaneció internado por tres días en la Unidad de Terapia Intensiva, y falleció a las 2:30 de la madrugada del 5 de marzo de 2004, debido a un paro cardíaco derivado de una falla multiorgánica, debido a una insuficiencia cardiorespiratoria, producto de un virus intrahospitalario.” (fuente)

Su muerte sigue siendo un misterio, y la causa judicial se cerró en 2010. Sin embargo, la duda, la sospecha, la falta de pericia sigue siendo un detonante que rápidamente se silencia.

Juan Castro dejó una huella dentro de la comunidad LGTBI, aunque por informes como el de las “Teteras” en el programa “Zoo” fue odiado íntimamente. En aquel informe, camarógrafos con cámaras ocultas visitaban las Teteras mas concurridas de Buenos Aires, poniendo en pantalla lo que sucedía en esos baños entre hombres de todo tipo, estado civil condición sexual y edad. Haber “quemado” enojó a muchos. Sin embargo, lentamente, las teteras comenzaban a morir… o transformarse.

Pietro Salemme Silvert

reliance.png

Agradecemos tu colaboración BRUTAL a traves de MercadoPago

Agradecemos tu colaboración BRUTAL a traves de PayPal

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s