Futbol Violento: Bondage, dominación y lluvia dorada no consentida en Racing

La noticia que se instala en la redes gracias a la cobertura del periodista Pablo Carrozza da cuenta del abuso padecido por un hincha de Racing por parte de “La Imperial”, la barra de la La Academia. “El problema habría comenzado porque compartió una publicación en Facebook de otra facción de la barra y fue tratado de traidor…”

Hincha-de-Racing-golpeado-SF.jpg

Atado, orinado y penetrado con un arma a la que se cuidaron de colocarle un preservativo. Todo sucedió a dos cuadras del estadio de fútbol y en plena calle.

El “abuso sexual” como lo nombra el periodista en sus twits fue encabezado por el lider de la Barra quien se encuentra con salidas transitoria.

racing.png_1442792741 (2).png

Infidelidad y castigo. Porque en ambitos tan cerradamente masculinos aflora lo mas brutal. Y el sometimiento sigue pasando por el culo. El culo, templo sagrado de ciertos hombres. O sagrado al menos para el afuera. Como escribe Pablo Carrozza “La justicia, la policía, la Aprevide y la dirigencia de Racing deben dar una respuesta urgente a estas fotos.La justicia, la policía, la Aprevide y la dirigencia de Racing deben dar una respuesta urgente a estas fotos” Pero estas fotos dan cuenta también de antiquísimas claves sociales que permanecen y que exceden toda ley o sistema.

El varón que hasta cierto punto era parte integrante de la barra, por un mínimo desliz, es acuso de infiel. Podría decirse traídor. Pero no. Lo llamaron infiel. Porque todo lo tiene pelotas se ama, el fútbol es amor y pasión. Un amor enfermo. El infiel debe pagar sus culpas con la humillación. Y lo que para muchos es un sano juego sexual, colocado en otras circunstancias y principalmente sin acuerdo, se convierte en un abuso de pesadilla. Si fuera consentido, esta escena, la vimos en cantidad de películas pornográficas de productoras como Triga Films por ejemplo, que juega con el fetiche deportivo. Pero sin consentimiento y en plena calle, esta gang bang violenta pone en manifiesto lo mismo de siempre: la perversión de los que cuentan con un ápice de poder.

Barras, pibes de barrio, shores de futbol, remeras transpiradas, gorrita, manos sucias, zapatillas gastadas, zapatillas nuevas, piernas peludas, aliento a vino, cerveza y naranja, la calle, el asfalto, la boca contra el suelo. Ayer meaban uno al lado del otro, hoy uno es el mingitorio. Las sogas, las manos atadas en la espalda. El culo al aire. La agresión verbal que todos podemos imaginar y donde no falta la palabra mágica, la que abre todas las puertas: “puto”. Los niveles: vos abajo y yo arriba con todos ellos respaldándome. Finalmente el arma de fuego, enfundada en un preservativo con la que se penetra al infiel. ¡Chicas, no quieran saber lo que sucede con las mujeres de estos “hombres pequeñitos”!

Es posible que la victima, en algún otro momento, haya participado en situaciones parecidas pero no como víctima sino como victimario.

#RevistaBrutal

multimedia.grande.90bbdbfd9a1605bd.31312d424f54454c4c45524f5f6772616e64652e6a7067.jpg

reliance.png

Agradecemos tu colaboración BRUTAL a traves de MercadoPago

Agradecemos tu colaboración BRUTAL a traves de PayPal

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s