Pedrito Rico y el misterio de los anillos caza chongos

Pedrito Rico 02.jpgPedrito Rico y el misterio de los anillos caza chongos

por Pietro Salemme Silvert

 

En el programa “Intrusos” (America 2) del día de la fecha, Jorge Rial recordó al mítico Pedrito Rico.

Pedrito Rico  (Elda, Alicante, 7 de septiembre de 1932, † Barcelona, 21 de junio de 1988) El cantante, bailarín y actor que obtuvo un extraordinario éxito artístico entre los años 50 y 80 en diferentes países de Sudamérica, tenía la costumbre de “engrupir a los chongos”

Según una anécdota que contó Jorge Rial recientemente en Intrusos, Pedrito solía levantar chongos los fines de semana a cambio de un pesado anillo de oro. Esta costumbre lo dejaba cada lunes lleno de golpes. Porque los lunes, los chongos iban a los tipicos locales de “Compro Oro” a vender el anillo y al descubrir que era falso, lo buscaban para darle una paliza.

Consultando el archivo de la Biblioteca/Museo LGTBI “Oscar Hermes Villordo” encontramos la revista RADIOLANDA 2000 del 15 de Junio de 1989 donde apareció una nota al cumplirse un año de la muerte de Pedrito Rico. En ella Flory Antar se presentaba como “su fiel amiga” y habla de la futura creación de un museo sobre Pedrito Rico. Pero Flori Antar (y no Flory como escribía Radiolandia 2000) fue también su representante, amiga y compañera durante 23 años. A la luz de los años, el museo nunca se abrió.

tumblr_mngjuiC5521r4s84jo1_1280.jpg

42865280.jpg

El artista filmó 18 películas, y desde un comienzo fue exitoso con “El angel de España”, junto a Mercedes Carreras, con un joven Leonardo Favio como extra. Entre otras también hizo “Feria en Sevilla” y “Buenas noches Buenos Aires”, dirigida por Hugo del Carril.
Grabó 70 discos y entre sus temas más emblemáticos quedaron “Viva España”, “Mi escapulario”, “La luna y el toro”, “Ojos verdes” y “Doce cascabeles”.

 

Año 1985 entrando al Restaurant Quijote.jpg

Genialmente, Kado Kotzer lo recuerda brindado una postal de sus últimos tiempos:

“En la primavera europea de 1988 yo escribía en Valencia Taxi, al Rialto, un espectáculo de musichall. Con mi amigo mexicano Sergio García-Ramírez y una pareja –hoy disuelta– de actores catalanes: la encantadora Montse Guallar y Lluís Homar (el ciego de Los abrazos rotos y el ex cura de La mala educación de Almodóvar), en la terraza de un café, una repentina ráfaga interrumpió nuestra conversación: el paso de un ángel, el Angel de España de colorido sport. “¡Pedrito Rico! (léase con tono admirativo). Yo lo invito a sentarse con nosotros”, dijo decidido el apuesto Lluís.

A Pedrito le complació la mesa: gente de teatro de Cataluña, México y la Argentina, lugares donde siempre había sido bien recibido. Haciendo despliegue de su simpatía, nos contó grandes proyectos. Aunque su apariencia había perdido el brillo de antaño, no parecía enfermo. Apenas abandonó nuestra más que curiosa compañía para seguir su trayecto –estaba de paso por la preciosa ciudad del Levante–, con bastante mala intención comentamos que parecía Julio Iglesias recién salido de una orgía. Ninguno de los cuatro imaginaba que poco después, el 21 de junio, moriría en Barcelona víctima de la tristeza provocada por la reciente desaparición de su madre y una anemia. Tenía 56 años.

Hijo de un carnicero y con la perspectiva de tener que cortar solomillos el resto de su vida, Pedrito se decidió por el artisteo, dejando un hueco en el coro de la iglesia de su alicantina Elda natal. Cambió el ensangrentado delantal de la carnicería y el más favorecedor traje de monaguillo por blusas de vaporoso vuelo, primorosas botitas con tacón, capas alamaradas, ostentosos aderezos y ajustados pantalones que realzaban su cinturita de avispa y sus tentadoras nalgas. Su referente a seguir fue el entonces popular Antonio Amaya, El Gitanillo de Bronce, que a su vez copiaba al inmenso Miguel de Molina…” (Qué Rico, Pedrito por Kado Kostzer en Suplemento Soy, Pagina/12 – 24 de enero de 2014)

Pedrito Rico seguirá siendo una figura emblemática para los que crecimos viéndolo desplegar su histrionismo. Como a toda persona, la eternidad le llega a través del recuerdo. Mantegamos vivo su arte, su brillo, su pasión.

Pietro Salemme Silvert

 

reliance.png

Agradecemos tu colaboración BRUTAL a traves de MercadoPago

Agradecemos tu colaboración BRUTAL a traves de PayPal

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Marta Améndola dice:

    Sinceramente pena es lo que experimento al tener que perder el tiempo respondiendo a lo expresado en esta nota. Y digo perder el tiempo porque no se puede hacer cambiar de opinión a la gente con mentes obtusas. Pero sí tengo la obligación moral de decirle a aquellos que hablan y que muy probablemente sean los que más debieran callar que no ensucien más el nombre de quien ya no se puede defender. Pedrito Rico generó mucho cariño en su gente pero también mucha envidia en otra. Y esa otra gente fue la que siempre intentó salpicarlo con habladurías faltas de fundamento.
    Amén de ello sería importante que se documentaran en otras cosas, por supuestos no tan grosas como la anteriormente mencionada, porque hasta el año 1976 su secretaria y asistente fue la señorita Elena y quien lo representó el señor Carlos Garay o sea que lo de los 23 años de labor de la otra persona por ustedes citada no fueron tales.
    Por otra parte el Museo fue creado por las hermanas de Pedrito Rico, Carmen y Soledad, en su ciudad natal Elda, en Alicante, España. Ellas generosamente donaron los trofeos, condecoraciones recibidas por Pedro a lo largo de su trayectoria artística.
    Por lo anteriormente expresado quiero manifestar que así como se desvirtúan informaciones triviales también se tergiversan e inventan otras que enlodan gratuitamente.
    Todo esto lo digo basada en los más de 30 años en los que mantuve relación con este grande del arte que supo ser un integrante más de mi familia y como tal recibió nuestro cariño y respeto el que fue correspondido a manos llenas.
    Sin más que decir, saludo a usted
    Marta Améndola

    Le gusta a 1 persona

    1. Marta, valoro mucho lo que decís, me gustaría poder mostrar esto que dejaste en el mensaje pero de otra manera. Para que no quede perdido en un comentario, sino publicarlo como nota. Te pido me escribas a correorevistabrutal@gmail.com

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s